¿Tu vuelo se ha visto afectado por alguna cancelación?

Este verano 2022 hemos visto cómo las huelgas de algunas aerolíneas han dejado a miles de pasajeros en tierra, pero ¿sabes cómo reclamar?

El Reglamento (CE) 261/2004 establece, bajo las condiciones en él detalladas, los derechos mínimos en caso de:

            a) denegación de embarque contra tu voluntad

            b) cancelación de tu vuelo

            c) retraso de tu vuelo

¿Cuándo se aplica este reglamento?

Ojo, hay que tener en cuenta que el Reglamento 261/2004 se aplica a todos los vuelos de salida que se realicen desde un país UE, en todo el mundo, sea cual sea la nacionalidad de la compañía aérea. Sin embargo, en los vuelos que provengan de países no UE, este Reglamento sólo se aplica en el caso de que la compañía aérea sea de un país UE.

La aerolínea tiene la obligación de informar a los viajeros

En caso de que llegues al aeropuerto y te denieguen, cancelen o retrasen tu vuelo (siempre que el retraso sea superior a dos horas), lo primero que debes hacer es dirigirte al mostrador de facturación y solicitar el impreso en el que figuran tus derechos, especialmente en materia de compensación y asistencia con arreglo a dicho Reglamento.

¿A qué tienes derecho si te cancelan un vuelo?

1) La aerolínea te tiene que ofrecer asistencia como pasajero afectado conforme al artículo 8, es decir, reembolsar los billetes o asignar un transporte alternativocon el que llegar a tu destino final.

2) También deberá brindar asistencia a los pasajeros afectados proporcionando comida y bebida, y llamadas telefónicas gratuitas así como, en el supuesto de que te facilite un transporte alternativo, cuando la salida prevista del nuevo vuelo sea como mínimo al día siguiente de la salida programada del vuelo cancelado, la asistencia de alojamiento y transporte.

3) Como pasajero tendrás derecho a una compensación por parte de la compañía conforme al artículo 7 de este Reglamento.

Hay veces en las que no corresponde la compensación: cuando se informe al pasajero de la cancelación al menos con 2 semanas de antelación, entre 2 semanas y 7 días si se ofrece transporte alternativo y con menos de 7 días si se les ofrece otro vuelo similar.

Además, la aerolínea no está obligada a pagar una compensación si puede probar que la cancelación se debe a circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables. Por ejemplo, inestabilidades políticas, condiciones meteorológicas incompatibles con la realización del vuelo, riesgos para la seguridad o huelgas.

Si tienes cualquier duda o comentario o necesitas que te ayudemos, no dudes en ponerte en contacto con Asesornet.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

AsesorNet Blog

También te puede interesar