Noticias

Esta semana ha llegado a nosotros la noticia de Jonathan y Marine, una pareja francesa cuya vida ha sido sacudida por la terrible noticia de que su hija de cuatro años Naëlle está enferma de cáncer de riñón. Naëlle necesita una operación, tras la cual irán numerosas sesiones de quimioterapia, pero a Jonathan se le habían terminado los días libres para poder ocuparse de su hija y poder acudir a que recibiera sus tratamientos. Pero un día recibe, por correo, la inesperada noticia de que sus compañeros de trabajo, en un acto de generosidad espontánea,  le ceden (de sus propios días libres) 350 para que pueda dedicarle toda su atención a su pequeña en estos momentos tan difíciles.

Todo esto sucede porque, además de que los compañeros de la fábrica de cristales donde trabaja Jonathan son personas excepcionales, en Francia hay una ley que permite, desde 2014, que los trabajadores puedan ceder días libres a sus compañeros bajo el visto bueno de sus jefes.

Esperamos que esta noticia remueva conciencias y la legislación española nos permita, en un futuro, poder escribir noticias como esta.

0 COMENTARIOS
ESCRIBIR UN COMENTARIO